Unaesta Generation, es decir: Cositas Buenas

17 de septiembre de 2009

Armonías de Béla Tarr

Aprobecho que estuve este verano en Hungría, para hacer un comentario de Armonías de Werckmeister (2000), una de las mejores películas que ha dado este país.



(¿Que extraña fuerza de por ahí arriba sincroniza la naturaleza?)

Armonías de Werckmeister es una película que dura 2 horas aproximadamente, osea que no estamos ante la 2º parte de Sátántangó, la cual duraba 7 horas y media.
Al ser las dos dirigidas por Béla Tarr ,las 2 películas tienen en común esos planos de 15 minutos en los que piensas si tiene truco.La juventud post-comunista húngara es la protagonista y las ansias por vivir su móvil.

Bela Tarr muestra en Armonías de Werckmeister la juventud de Jean-Luc Godard,los planos de Jean Renoir y las pausas de Tarkovsk, que hunden cualquier significado, esos largos planos secuencia que hacen a tu cerebro trabajar cada vez mas deprisa.


János es el protagonista, receptor nato de la armonía de la naturaleza. Ama la vida y el sentido de todo.Y así nos lo demuestra en la primera escena.Un largo plano secuencia, de unos 10 minutos, donde János muestra a sus vecinos borrachos, mediante una creografía improvisada, cómo se mueven los astros y cómo ocurren los eclipses.

Entonces un misterioso circo traerá una ballena al pueblo, una ballena muerta.
János, cree en la vida, en los caprichos de un Dios creador.No hace caso del simbolismo y la metáfora(que curiosamente toda la película es una metáfora a la vida) y no cree que una ballena muerta pueda traer la destrucción...

Todo el pueblo espera inquieto, en vilo...sin saber realmente que es lo que sucederá, pero János se muestra fascinado y sólo el aprecia la melancolía y hermosura del animal.


 (“¡Qué misterioso es el Señor, que se divierte con criaturas tan extrañas!”, dice János)


¿Qué destaca realmente en Armonías de Werckmesiter?Su hermosa BSO, que marca los momentos mas poéticos del film.Su fotografía, en blanco y negro detallista y perfecta.O las intepretaciones de sus personajes tan creíbles que lo real se transforma en poesía.
Es una película tan bien rodada y cuidada técnicamente que no importa si durase mas tiempo...(quizá de esto surgió Sátántangó)
Pero quizá lo importante del film, es que habla sobre el hombre.Los problemas del hombre, sus miserias, y también de su estupidez
Es una película que merece la pena ver, aunque sólo sea por ver el plano inicial o los saqueadores en el hospital o el encuentro con la ballena oel abuelo en la bañera...Son secuencias que perduran en nuestra memoria y que de vez en cuando mientras vivimos, aparecen fugázmente como fantasmas nihilistas que nos vienen a avisar de que somos humanos.Estúpidos y bellos humanos...



(En Budapest entendemos a Béla Tarr. Los Zapatos del Danubio nos recuerdan también que somos humanos.Unos se van a la otra orilla y desaparecen, pero los que nos quedamos, podemos todavía apreciar lo que dejan en tierra, sus zapatos, nuestros recuerdos...)

1 Comment:

Adela said...

Mmmm, con lo genial que la pones, tendré que verla!! Y a ver si reconozco los escenarios!! ^^